A mi médico

Solo tengo palabras de agradecimiento para una persona que más allá de su capacidad profesional, les brindó amistad, cariño, comprensión y paciencia a mis papitos; desde aquel
Domingo 21 de Julio del 2002, cuando llegaron de casualidad a la Clínica CONCEBIR y DIOS te puso en su camino, hoy nuestro camino, haciendo que desde aquel momento iniciaran
una relación que hace posible que hoy pueda dirigirte estas palabras (ayudado claro está por papá y mamá pero palabras que me salen del corazón)
Muchas gracias Fabrizio a Tí y a todo tu equipo, que tuvieron la paciencia de soportar las angustias, temores, tristezas y alegrías que significaron estos casi 5 años y que hoy celebramos con toda la familia y con Ustedes. Papá y Mamá tienen registrados todos los momentos desde que hiciste posible mi llegada a este mundo, aquí verás que recién asomaba mi cabecita y desde ese momento, Papito ya se sentía la persona más feliz del mundo y verás luego como Mamita algo dormida aún, mostraba en su rostro una tranquilidad y felicidad que hoy queremos compartir contigo. La calidad humana que nos mostraste durante todo este tiempo, fortaleció cada día nuestra confianza en tu capacidad y sabíamos que estábamos en las mejores manos y que con la ayuda de DIOS lo lograríamos!!!!
Te tenemos registrado para el álbum de los recuerdos desde mi primer día de Nacimiento… esto solo es una constancia física ya que siempre estarás en el recuerdo y en el corazón de la Familia ARIZMENDI DEMARINI y especialmente en el mío.
Tantas veces añoramos celebrar un día de la Madre y este año no pudo ser la excepción; como verás por falta de fotos no me quedo, todos los momentos están registrados – esta corresponde al primer día de la Madre de mamita. Estoy apurando a Papá para que pegue todas las fotos al álbum para enseñártelas.
Muchas Gracias ¡!!!!
Italo Arizmendi Demarini